comida para perros

Comida para perros húmeda o seca: ventajas y desventajas

Buscando comida de perro online me he visto en un dilema que seguro que todos los dueños de perros han tenido alguna vez: ¿qué le doy a mi mascota, comida húmeda o seca? Informándome un poco por aquí y por allá he encontrado las ventajas y desventajas que tienen ambos tipos de comida.

Comida húmeda: ventajas y desventajas

El alimento húmedo suele ser la opción favorita de los perros, ya que es enormemente atractivo debido a su contenido en carne, vísceras e incluso verduras. Naturalmente, los perros siempre van a preferir los alimentos que contienen la carne real, aunque pueden tener un alto contenido de agua que puede resultar excesivo. Aún así resulta idóneo si tu perro no bebe suficiente agua, ya que este tipo de comida le ofrecería un plus de hidratación. Su textura más suave y blanda es perfecta para aquellos canes ya entrados en años o en aquellos que tengan la dentadura desgastada o mal alineada.

No obstante, la comida húmeda es difícil de mantener, ya que necesita ser refrigerada una vez se abre la lata que la contiene. Otro inconveniente que plantea es su alto precio con respecto al pienso seco. Además, puede provocar obesidad en aquellos perros con predisposición al sobrepeso.

Comida seca: ventajas y desventajas

Por otro lado, la comida seca (pienso seco) es por lo general más barata que la versión húmeda y si se selecciona una buena marca proporciona a tu mascota todo lo que necesita para una dieta equilibrada. La textura dura de la comida seca para perros también es buena para sus dientes, ya que ayuda a raspar el sarro y la placa. El pienso seco, además, se puede reutilizar.

Sin embargo, la comida seca también presenta algunas desventajas. Apenas proporciona hidratación, algo muy importante para aquellos perros de edad avanzada. Además, su sabor menos gustoso hace que a muchos perros les resulte un alimento un poco aburrido, lo que lleva a los perros más selectivos a ignorar el pienso que se les ofrece. Esta actitud empeora si le damos sobras de nuestra comida frecuentemente, pues puede malacostumbrarse.

Por otro lado, también existe la variedad de comida semihúmeda, más sabrosa que la seca pero menos energética. Para lograr el equilibrio entre nutrición y sabor se puede mezclar comida seca con comida húmeda o semihúmeda, pero hay que controlar siempre que los alimentos húmedos o semihúmedos no se queden mucho tiempo dentro del plato, pues se pudren al cabo de pocos días.

Leave A Comment?


2 + 7 =