DSC_0370

Convierte un problema de tu perro en algo poco serio

Un amigo nuestro tiene un perro que nunca ha salido de su casa, porque ya tuvo un problema con los vecinos y no quería prolongarlos. Un día, sin embargo, su mascota se escapó y estuvo todo un día fuera de casa, en pleno agosto y en plena Mancha manchega. Al día siguiente el perro regresó, pero se encontraba bastante alicaído, deshidratado y sin fuerzas. Estuvo quince días bastante triste y apocado, hasta que nuestro amigo no aguantó más y decidió llamar a un veterinario a través de un directorio de empresas y profesionales al uso (en el siguiente enlace os dejamos uno de los muchos ejemplos que vas a encontrar en la Red de redes). Gracias a la intervención de ese médico de los animales el perro de nuestro amigo dejó de tener problemas.

Y es que si hay un profesional que trabaja duro para conseguir que un perro o un gato tengan una existencia equilibrada ese es sin duda alguna el veterinario. Todos hemos hecho alguna vez ese chiste con un amigo al que vemos que va al veterinario y le preguntamos qué le pasa, pero bromas aparte este tipo de profesionales cumplen una labor imprescindible: asegurarnos la buena salud de nuestro animal de compañía y certificarnos que ésta no le va a causar problemas con posterioridad.

Por eso hoy queríamos poner en valor la labor que suelen hacer este tipo de profesionales, siempre atentos a lo que les pasa a nuestras mascotas, con una solución a mano (a buen precio, por supuesto) y fácilmente localizables a través de la página que te hemos enlazado.

La verdad es que tener a mano el contacto de un médico para saber si nuestro perro o gato tienen algún problema es muy tranquilizador. Con todas las cosas que nuestras mascotas hacen por nosotros, ¿qué menos que tratarlas como se merecen? Y no nos estamos refiriendo únicamente a llevarlas al veterinario cuando toca, sino en pasar las revisiones pertinentes para vacunarlas, darles las pastillas antiparásitos cuando corresponda, etc.

Este tipo de actuaciones es esencial para controlar la salud de nuestros animales, cierto, pero también para evitar que un problema puntual pueda afectarnos a nosotros. Por regla general no suele ocurrir, pero un parásito u otra cuestión pueden acabar afectándonos a nosotros también. Y entonces agradeceremos tener a mano la página que te hemos dejado enlazada, gracias a la cual podremos contactar con ese veterinario experto en la materia que nos dirá qué hemos de hacer con nuestra mascota.

Así que ya lo sabes, tanto si tienes que solucionar un problema puntual como si tu perro o gato precisa una vacuna o debe pasar una revisión la solución es la atención directa y personalizada de un buen profesional sanitario. Más fácil imposible.

Leave A Comment?


6 + 7 =